Teléfono: 5687 6033
Ubicación | Contacto |

Concepto

El Programa de Asistencia y de Cuidados es un servicio profesional operado de manera directa por Residencia Villazul. Consiste en la planeación y organización de diferentes servicios de asistencia, cuidados y apoyo, que se brinda a los residentes con algún nivel de dependencia, de una manera profesional y con un equipo de trabajo capacitado y con experiencia en la atención al Adulto Mayor: enfermeras y cuidadoras supervisadas por especialistas en enfermería geriátrica.

Una vez establecido el nivel real de asistencia, se planean los servicios para mantener o elevar la calidad de vida de los residentes que tienen dependencia o necesidad de ayuda, ya sea de manera temporal o permanente.

El personal es seleccionado por su vocación, experiencia, profesionalismo y conocimientos en el área geriátrica y que han recibido entrenamiento y capacitación teórico-práctica en diversos temas relacionados a la atención de los mayores.

Este servicio incluye todo tipo de asistencia para que el residente tenga los apoyos necesarios en todas las actividades básicas de la vida diaria: comer, ducharse, vestirse, arreglarse, ir al baño, caminar y traslados cama-sillón-silla.

También algunas de las actividades de la vida diaria instrumentales, como: administración de medicamentos, apoyo para uso de teléfono, salidas programadas y acuerdos para salidas en taxi seguro. El programa de asistencia está encaminado a que la persona pueda realizar todas las actividades que sí le son posibles, que tenga la libertad de hacer las cosas que están a su alcance realizar y sólo proporcionar ayuda en aquellas actividades que verdaderamente no puede ejecutar o en las que su seguridad esté en riesgo. Queremos fomentar que el residente sea lo más independiente posible. Dependiendo del Nivel de Asistencia y de las necesidades particulares de cada residente, se planean las atenciones y apoyo personalizado que se requiere para que la persona en cuestión tenga una vida llena de posibilidades para su desarrollo, ya que la filosofía de Villazul es “Brindar servicios que permitan la mayor independencia posible a los residentes”.

Para determinar el nivel real de asistencia, se realiza una valoración profesional con escalas gerontogeriátricas que miden las diferentes necesidades de asistencia en diferentes áreas de funcionalidad de la persona, determinando así el grado de dependencia. Se hace una valoración en las capacidades que posee la persona para realizar sus actividades de la vida diaria.

Existen diferentes niveles asistenciales, de acuerdo al grado de dependencia que cada residente obtenga, a continuación se presentan los niveles.

Nivel Básico
       Control y administración de medicamentos.
       Toma de glucosa o presión (según la necesidad del residente).

Nivel 1. Atención de 1 a 3 horas intermitentes en el día.

En general el residente tiene un estado óptimo de salud sin serias dificultades que le impidan tener una vida independiente.

Nivel 2. Atención de 4 a 6 horas intermitentes en el día.

El residente tiene condiciones crónicas estables (diabetes, hipertensión controlada, dolores crónicos, etc.), estado de salud donde la vida no corre riesgo. Pero requiere atención en varias actividades.

Nivel 3. Atención de 8 a 12 horas al día. Intermitentes en el día.

El residente requiere un programa de constante orientación. Deterioro moderado de la memoria, la persona puede parecer funcional en apariencia pero en pláticas más detalladas revela problemas del pensamiento. Condiciones inestables de salud. Problemas cardiacos, respiratorios, neuronales o de movilidad.

Nivel 4. Atención de 12 a 24 horas al día.

Deterioro grave en todas las áreas del pensamiento, confusión en tiempo y espacio. El juicio y contacto con la realidad ya han sido afectadas por lo que la persona puede sufrir alucinaciones. Este nivel también puede requerirse en caso de haber atravesado una operación que limite completamente la movilidad y autosuficiencia.

Los servicios asistenciales se planean de manera personalizada para cada caso, dependiendo del Nivel Asistencial y de las necesidades particulares de cada residente para brindar condiciones que permitan a los residentes una vida llena de posibilidades para su desarrollo.

La valoración es de carácter obligatorio para todos los residentes y se realiza antes de su ingreso o cuando existan cambios en las capacidades físicas o mentales.

Una residencia asistencial le proporciona independencia y soporte cuando lo necesite ayudando a mejorar su calidad de vida y la de sus seres queridos.